La inteligencia de los animales

Los seres humanos nos distanciamos del resto de los seres vivientes al catalogarlos: mamíferos, insectos, verduras, flores, peces… Así, con ello, ponemos un cajón en nuestra mente para comprenderlos. Lo mismo hacemos con los humanos, sean de nuestra familia  o no, conocidos, desconocidos: chinos, negros, hippies, nerds, enemigos, fuereños, latinas, pobres, ricos, amigas, opuestos, parecidos… y bajo esta nomenclautra que no inventamos nosotros, sino que ya estaba hecha cuando nacimos y adopotamos, es que los definimos.

Con los animales es más fácil ver cómo discriminamos nuestro alrededor para comprenderlo y para actuar en él. El resto de los seres vivientes no lo hacen así; en general, ellos reaccionan al presente inmediato que viven. Reaccionan vívidamente desde su personalísima percepción; cuando tienen miedo, por ejemplo, es una de las emociones que los hace -como a nosotros- actuar: huyeb, confrontan o se paralizan con toda su atención atenta (valga la redundancia), con todos sus sentidos alertas para conocer saber qué pasa. No mantienen ideas elaboradas preconcebidas.

     Los seres humanos sí, y ello nos limita; pero logramos mucho poder con el lenguaje: uno de los poderes es lograr pausar  nuestra reacción inmediata e incorporar antes la reflexión, la comprensión y acordar con nosotros mismos una respuesta determinada.

         Es muy evidente que los animales son también inteligentes. Es más fácil notarlo con los animales con que convivimos: aprenden y reproducen comporta-mientos nuestros y se comunican de manera eficiente, cálida y amorosa con nosotros; no sólo copian, sino que también van creando y sofisticando sus respuestas, sus hábitos, de modo que notamos cuando se enfadan, hacen berrinches, por ejemplo. Muchos de ellos, su inteligencia y decisión les permite ser de auxilio o grandes colaboradores en el trabajo o en una emergencia; tanto como nosotros.

Numerosos ejemplos de cómo  los animales son bien o mal educados por sus dueños lo ha brindado con gran humor y claridad, el encantador de perros, César Millán, quien también ha afirmado con gran razón, que tratar a los animales como humanos, es maltrato.

Amar es aceptar y cuidar, ser gentiles; no pretender cambiar al otro. Los animales llamados domésticos reaccionan muy cariñosamente a un trato de igual a igual cuando son aceptadas sus características y no se les obliga a fingir un papel o funciones que no les corresponden, y que mucho menos, les interesa realizar.

Un perro pastor corre feliz y libre y disfruta de trabajar conduciendo a las ovejas, les encanta mojarse  y chapotear en el lodo; un gato disfruta de perseguir sabandijas y comerlas, y no sólo eso ¡las traen de un salto a nuestro regazo para demostrarnos su aprecio!

Aceptar a un animal permite aumentar nuestra comprensión del mundo que nos rodea; respetar a los animales implica considerar que tienen el mismo derecho a la existencia que nosotros. Es fácil comprenderlo al pensar en nuestra perrita o en nuestro gato, pero es difícil recordarlo al descubrir tras la alacena una cucaracha o cuando un mosquito en la noche pretende beber nuestra sangre.

El tema apenas empieza, da para mucho más.

    Por lo pronto ¿qué opinas? Nos dará mucho gusto recibir tu comentario.

por Marcela Chacón

marchaconr@gmail.com

Video sugerido: https://www.bing.com/videos/search?q=choky+nyima+rimpoch%c3%a9+youtube&&view=detail&mid=4F61E187745BD3D462A24F61E187745BD3D462A2&rvsmid=4F61E187745BD3D462A24F61E187745BD3D462A2&fsscr=0&FORM=VDFSRV

 

Publicidad veterniario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Viv dice:

    De acuerdísimo, Aleza! Gracias por tu comentario; de este modo dialogamos. Saludos!

    Me gusta

  2. Aleza dice:

    Muy buen artículo! El contacto con los animales debería ser parte de nuestra vida desde la infancia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s