Tips para vivir mejor la pubertad y la adolescencia

Preparar a niños para la pubertad desde que son chiquitos hace más fácil para ellos la transición. También ayuda a los padres ponerse en contacto con el hecho de que su hijo o hija va creciendo y con ello, formando su propio criterio.

Refuerza su autoestima. Si tu hijo ya ha comenzado la pubertad, házle ver que el proceso es normal y saludable, y que cada persona se desarrolla a su propio ritmo, que está formando poco a poco sus propias alas.

Investiguen, busquen información de calidad

Si lo creen necesario busquen información a través de Internet, videos y bibliotecas, especialistas. Evita los contenidos o consejos exagerados o alarmantes.

No todo en la pubertad es sexualidad. Las chicas y chicas más se interesan sobre cómo son las relaciones en las parejas que por el sexo en sí. Resalten que justo encontrar una pareja requiere de un mutuo conocimiento paulatino, empatía y aceptación. Hablar de sexualidad es importante, en el contexto de las relaciones, de la pareja.

Generen un ambiente de confianza. Abrir la comunicación con nuestras hijas e hijos es el mejor método para guiarlos. Afecta positivamente el entorno familiar y su autoestima. También nos hace sentir a nosotros mejor porque contribuimos en su salud.

Recuerden su propia adolescencia y miren las preguntas y experiencias de sus hijas e hijos desde la edad de ellos, con sus condiciones.

Los cambios. A esa edad experimentan emociones nuevas porque empezamos a comprender el mundo más allá de lo que mamá, papá y escuela dicen. Algunas chicos y chicas se retiran un poco, lógico, necesitan digerir tanto mundo encima. Otros expresan sus emociones de manera intensa. Eso sí, dejan de ser los hijitos que eran: su cuerpo se transforma con mucha rapidez y su mundo emocional y de pensamientos está constantemente reacomodándose.

No permitan que los prejuicios y los estereotipos los definan: cuestionen los estereotipos trillados los que se ridiculizan a los adolescentes: el o la líder-pandilla (que expone su seguridad o quiere controlar a todos), la inteligente-idiota (que es víctima o engañan), el o la tímida-vulnerable (que vive acoso de cualquier tipo). Hazle saber que entre estas imágenes superficiales impuestas, son hechas para vender y lamentablemente algunos las imitan. Pero recuérdale a ella o él que puede crecer y fortalecer su propia identidad, a su modo.

Tarjeta asesoría pedagógica online

El diálogo constante con nuestras hijas y nuestros hijos permite ir evolucionando con ellos, el diálogo es la base de la confianza en cualquier relación.

Sobre seguridad y vida. Con frecuencia los estereotipos orillan a los jóvenes a exponer su propia seguridad: se accidentan al arriesgarse y probar-se frente a terceros: beber alcohol o drogas; o precipitarse genera embarazos no deseados ni afortunado.
Hablen sobre sus sentimientos y experiencias; estén atentos a lo que les sucede en la vida, compartan tiempo e intereses juntos. Y, recuerda, si tu hija o hijo está tratando de separarse, no es de ti, sino que está creciendo y creando y probando sus propias alas.

Los jóvenes están dispuestos a oir un buen consejo, cuando no se sienten juzgados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s